Antes de montar tu oficina

Llevas algún tiempo trabajando en un cuarto de tu casa o en el comedor de tus papás, durante todo este tiempo has imaginado como será tu oficina y probablemente ya hasta hayas escogido el mobiliario. Tal vez estés a punto de firmar el contrato de la renta del espacio…

Antes de seguir adelante debes de tomar en cuenta algunos puntos importantes.

Tener una oficina bien ubicada y con el mobiliario de última moda te ayudará en el prestigio y en tu status como diseñador y gracias a esta percepción podrías incrementar un poco tus precios.
Probablemente igual incremente tus ventas con clientes que pasen por el lugar y al ver tu oficina se detengan a cotizar algún trabajo.
Te ayudará a separar los asuntos personales y a tener un horario de trabajo más definido.

Sin embargo…

El estatus que te puede dar la oficina sólo lo puedes utilizar con los clientes nuevos, es muy poco probable que los clientes actuales acepten pagar más por tus servicios con la única justificación de que ahora tienes que pagar la renta y gastos de tu nueva oficina.
Estos clientes nuevos tardarán un poco de tiempo en llegar y mientras eso sucede deberás cubrir los gastos de la nueva oficina con la misma cantidad de dinero que ganabas cuando trabajabas en tu casa.
Por otro lado los nuevos precios deben estar respaldados por tu portafolio, un diseñador malo con una oficina de lujo es sólo eso… un diseñador malo.

Toma en cuenta todos los gastos de tu nueva oficina, incluyendo la renta, los servicios, el tiempo que te tomará llegar y el costo de transportarte a ella todos los días, es importante tener un área para trabajar cómodamente pero no es recomendable gastar todo tu dinero en eso.

Conferencista Internacional y Consultor de Marketing Digital.
Host del Podcast Estrategia Digital, donde entrevisto a expertos en Marketing Digital.